domingo, 20 de octubre de 2013

La ONCE sigue mintiendo a sus Trabajadores

La dirección de la ONCE con su Premio Príncipe de Asturias de la Concordia sigue mintiendo y sancionando a sus vendedores.

Porque los trabajadores/as de la ONCE no estamos de acuerdo de cómo nos están tratando tanto la Directiva como el sindicato UTO-UGT que presuntamente a base amenazas y coacciones ha sido el sindicato mayoritario y junto con el apoyo de CCOO han firmado el XV convenio colectivo y sin importarles el bienestar de los trabajadores/as.. Desde el sindicato Unión Nacional de Trabajadores sector ONCE, un sindicato libre en el ámbito de la empresa no pararemos en denunciar la falsedad y la hipocresía de estos Dirigentes y sobre todo los Sres. de UTO-UGT que ya no saben cómo tienen que hundirnos más día a día en la miseria.

El mismo día que el jurado del premio Príncipe de Asturias de la Concordia estaba conc
ediendo el galardón a la ONCE, la dirección de la institución en Asturias notificaba a una buena parte de sus vendedores de cupón que, en el caso de no cubrir los mínimos de venta, se les abriría un expediente que podría derivar en despido. Esta no es la única comunidad autónoma donde se ha producido esta advertencia oficial, que en el caso asturiano supera el 10% de la plantilla. Ya en Extremadura, La Rioja y Andalucía se han producido hechos similares, que como todos sabemos se está produciendo a escala nacional sin que los trabajadores hagamos algo para frenarlo.

Y como casi todos sabemos que en el galardón concedido a la ONCE, destacaba el compromiso de la institución con el empleo estable y con la dignificación de los discapacitados, tanto los visuales como con minusvalías. 


La utilización del régimen disciplinario debe estar sujeta a supuestos por incumplimientos achacables al personal y no a cuestiones sobre las que los vendedores y vendedoras no pueden incidir, como el puesto donde desempeñan su labor. Cuestión esta que depende por completo de la dirección de la entidad y que en buena medida determina el nivel de ventas alcanzado. Teniendo en cuenta que la Dirección no está ajena a la crisis económica y tampoco es ajena a la venta de productos siendo una realidad palpable la caída continua de ventas de la entidad en los últimos años.

Desde UNT-ONCE continuaremos denunciando la arbitrariedad con la que se están tratando estos casos y muchas otras cuestiones del ámbito laboral. Se trata de una organización que actúa como si fuera una empresa privada al uso, sin tener en cuenta compromisos sociales y la consideración que la propia sociedad española le tiene a la ONCE, los trabajadores de esta institución tenemos que denunciar esta política de exigencias de mínimos, que a ellos no les importa si hay crisis, porque para la mayoría de los trabajadores/as los objetivos son casi inalcanzables y sin preocuparse entre la diferencia de aquellos puestos de venta que tienen más fácilmente acceso al público de los que están situados en lugares más recónditos.

Hay que añadir que la ONCE no tiene en cuenta la actual crisis económica y la rebaja de ventas vinculada a la menor disponibilidad de dinero por parte de los potenciales clientes, lo que, a nuestro entender, debería otorgar más flexibilidad a los vendedores.

Es curioso, además, que el colectivo más perjudicado el de los vendedores, y el más expuesto a la parte más sacrificada del trabajo, tenga un porcentaje de ciegos y de otros discapacitados mucho mayor que el que desempeña labores más burocráticas o de cargos intermedios de la institución.

Pero, además, para los trabajadores/as y el actual sistema que la propia ONCE tiene posiblemente esté cometiendo fraude de ley ya que rompió sus propios estatutos y está haciendo competencia desleal a sus propios vendedores. Tenemos que recordar que no tienen permiso de Hacienda para la venta de nuestros productos, y la institución sin contar con el apoyo de todos sus trabajadores ha otorgado a una unión de empresas, formada por Gtech y Logista, para otorgar la distribución de una buena parte de los cupones de la ONCE y de otros juegos organizados por la institución.

Nosotros somos conscientes como lo fueron aquellos pioneros que fundaron la ONCE hace 75 años, y compartimos nuestra suerte y nuestro esfuerzo con la sociedad, y con los ciudadanos, ya que con su apoyo y su incondicional cita diaria, ha hecho posible nuestra verdadera historia “a ellos se lo debemos todo”

El modelo de inclusión social basado en educación, empleo y plena ciudadanía, impulsado por la ONCE y su fundación sobre las bases de gestión del juego responsable es un ejemplo único, pero ahora tratan de poner marcha atrás y a su vez perjudicar a la mayoría de sus trabajadores/as.


Desde UNT-ONCE tenemos que aconsejaros que si eres de los afectados por lo que la ONCE llama BAJA RENTABILIDAD, te pongas en contacto con nosotros para que te podamos asesorar

Nosotros también tenemos que deciros ¿porque no sancionar a tantos Directivos que si nos están perjudicando a nuestra institución con su baja rentabilidad?

Unión Nacional de Trabajadores somos un nuevo sindicato constituido en la ONCE para ayudar y defender los derechos de todos los Trabajadores/as.

Y recuerda que tú estas vendiendo ilusión pero no dejes que te quiten la tuya.