domingo, 20 de octubre de 2013

El liberal-capitalismo entre Sindicatos y Comunidad Valenciana.


La Sección Sindical de Justicia de la Unión Nacional de Trabajadores de la Comunidad Valenciana, manifiesta:
Ante los nuevos recortes en la función pública, ahora habrá más restricciones referentes a la legislación de trabajo, una legislación claramente regresiva y antisocial.
Los sindicatos mayoritarios (no sólo UGT y CC.OO. si no también el CSIF), han llegado a un acuerdo con la Generalitat Valenciana (aunque de momento es un borrador, pero muy significativo), en el cual se pretende dar una vuelta más de tuerca a los funcionarios y, por ende, a los trabajadores. Y, en Andalucía, otro tanto, han hecho dichos sindicatos lo mismo: han firmado un acuerdo-marco con la Junta de Andalucía en el que, entre otras cosas, se excluyen diversas enfermedades infecciosas.
Se excluyen enfermedades infecciosas, los procesos de acoso laboral, las enfermedades crónicas o las crisis de empeoramiento, etc... etc.... Lo que provocará que, para no nos recorten más los sueldos, en este caso por enfermedad, vayamos a nuestros puestos de trabajo, enfermos y, además, en algunos casos, padeciendo enfermedades crónicas o graves, con el riesgo que ello conlleva.

Todo ello con la excusa de que la "crisis económica ha llevado a las diferentes organizaciones públicas y privadas a reordenar la mejora voluntaria del régimen legal de la prestación en la situación de incapacidad temporal".

Y ahora salta el CSIF diciendo que deberían haberse incluido, pues menudo sindicato tenemos los funcionarios que firman acuerdos o borradores sin estar de acuerdo (se supone), porque la firma aunque sea un borrador, es por estar de acuerdo con el mismo.

¿Qué se pretende de un gobierno de derechas y liberal? Ni más ni menos que volver a épocas pasadas, sutilmente, pero nos vemos abocados a ellas, unas épocas en las que los trabajadores no tenían ningún derecho, eran meros instrumentos, herramientas, en manos de unos amos, terratenientes, oligarcas.

Y estos sindicatos (incluido el CSIF) apoyando a éstos últimos. No son más que apéndices de un sistema liberalcapitalista que pretende subyugar al trabajador con la útil herramienta de UGT, CC.OO., CSIF y sus adláteres, ya que no son más que esto.