lunes, 17 de mayo de 2010

Frente al "zapatazo", UNT exige una respuesta sindical unitaria y contundente


Unión Nacional de Trabajadores (UNT) se opone enérgicamente a las medidas antisociales anunciadas el pasado 12 de mayo por el Presidente del Gobierno, medidas que no pueden calificarse sino como un verdadero "zapatazo" en la cara de todos los españoles, lo que en opinión de UNT exige una respuesta sindical unitaria y contundente como única forma de movilizar a la sociedad de forma efectiva.

Las medidas anunciadas por el Gobierno son las siguientes:

1.- Reducción de las retribuciones de personal del sector público en un 5% de media en 2010 y congelación en dicha bajada en 2011. Los miembros del Gobierno y demás altos cargos tendrán una reducción superior al último tramo de la escala que se establezca. Esto supone que, una vez más, los empleados públicos (la mayoría de ellos con sueldos de apenas 1.000 euros mensuales y que ya han visto perder su poder adquisitivo en un 25% desde 1994 tendrán que pagar los platos rotos de la mala administración y el derroche de nuestros políticos parasitarios, mientras que la reducción en los altos cargos es más simbólica que otra cosa (no es lo mismo reducir 50 euros de sueldo a quien gana poco más de 1.000, que 800 a quien gana 5.000).

2.- Suspender para 2011 la revalorización de las pensiones, excluyendo las no contributivas y las pensiones mínimas. Todo ello, pues, ignorando olímpicamente el Pacto de Toledo y la Ley de Revalorización de las Pensiones.

3.- Eliminación del régimen transitorio para la jubilación parcial previsto en la Ley 40/2007. Un avance social menos...

4.- Eliminación de la prestación por nacimiento de 2.500 euros (3.500 en caso de madres solteras) a partir del 1 de enero de 2011. Prácticamente el único incentivo familiar real y efectivo que hay actualmente, tan necesario para fomentar la natalidad (especialmente en tiempos de crisis), pasará a la historia.

5.- Reducción de los gastos en farmacia mediante una revisión del precio de los medicamentos excluidos del sistema de precios de referencia, y mediante la adecuación del número de unidades de los envases de los medicamentos a la duración estandarizada de los tratamientos, así como dispensación de medicamentos en unidosis.

6.- Supresión, para los nuevos solicitantes, de la retroactividad del pago de prestaciones por dependencia al día de presentación de la solicitud, estableciéndose, paralelamente, un plazo máximo de resolución de 6 meses, cuyo incumplimiento llevará aparejada retroactividad desde esa fecha. Es decir, que esos primeros 6 meses tendrán que asumirlos los que se hayan hecho cargo del dependiente.

7.- Reducción, entre 2010-2011, de 600 millones de euros en Ayuda Oficial al Desarrollo.

8.- Se prevé una reducción de 6.045 millones de euros entre 2010 y 2011 en la inversión pública estatal, que es una de las pocas acciones que realmente creaba empleo.

9.- Se prevé un ahorro adicional de 1.200 millones de euros por parte de las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales, aunque nadie sabe cuándo ni cómo obligar a esas administraciones a que dejen de derrochar el dinero de todos.

Obviamente no se han planteado reformas del sistema fiscal, nacionalizar la banca (a la que no se hace sino refinanciar con dinero público), acabar con el ineficiente modelo de las Comunidades Autónomas, suprimir las subvenciones a los partidos políticos, sindicatos y patronales, la supresión de ministerios absurdos como el de Igualdad, la reducción del sueldo de los políticos al sueldo medio de los españoles... De medidas de este tipo (ver nuestras propuestas -ya planteadas por UNT en 2008- en este artículo: http://sindicatount.blogspot.com/2008/12/unt-se-movilizar-y-propondr-soluciones.html) nada de nada. ¿Para eso estamos los españolitos de a pie, para que se nos apriete el cinturón más y más?

Y encima estas medidas no van a resolver los problemas de fondo, no van a mejorar nuestra productividad, ni reactivarán el consumo, ni mejorarán la tasa de empleo, (¡¡más de 5 millones de parados reales ya!!) ni nada de nada. Sólo son parches mal puestos que buscan salir del paso a causa de las presiones de los países de la UE y de EEUU por culpa de la incompetencia del señor Rodríguez Zapatero.

Para contestar a estas medidas antisociales que afectan a todos los españoles (y no sólo a los empleados públicos), los pseudosindicatos mayoritarios CCOO y UGT han convocado una serie de acciones de protesta de baja intensidad y que a UNT le parecen claramente insuficientes y faltas de verdadera voluntad de lucha. Nada de una estrategia de movilización total, unitaria de todas las organizaciones sindicales y realizada por fases de intensidad creciente que pudieran culminar en la convocatoria de una Huelga General incluso indefinida si el Gobierno no da marcha atrás. De esto parece ser que no quieren saber nada. CCOO y UGT sólo van a escenificar una obra de teatro, pero buscan hacer al Gobierno el menor daño posible.

La propuesta de movilizaciones (asambleas de trabajadores, concentraciones frente a las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno el 20 de mayo y huelga general sólo en el sector de los empleados públicos el 8 de junio) no nos parece suficiente y estimamos desde UNT que sólo busca "cubrir el expediente" de CCOO, UGT y CSI-F, pero sin pretender realmente poner al Gobierno de rodillas y hacerle ceder. Antes al contrario, pareciera que se pretende más bien desactivar la respuesta social al "zapatazo" y con ello no hacer demasiado daño al nefasto Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Como respuesta social a esta agresión del Gobierno a los derechos de todos, UNT propone:

1º Dar una respuesta unitaria por parte de todos los sindicatos. Entendemos que no sólo CCOO, UGT y CSI-F, sino también USO, CGT, etc., asociaciones de jubilados, de padres, de vecinos, etc., incluida por supuesto UNT, debemos actuar de forma unitaria y sin buscar protagonismos ni despreciar a nadie. La respuesta unitaria es absolutamente fundamental. Si no hay unidad será porque alguno busque protagonismo o piense en otro tipo de intereses.

2º Planificar un calendario de movilizaciones por fases de intensidad creciente, de forma que la respuesta social sea cada vez mayor y pueda terminar con una Huelga General, incluso indefinida si el Gobierno no cede, pero siempre reservando dicha huelga para el momento culminante de las movilizaciones. La huelga general de los Empleados Públicos podría ser el acto de movilización previo a la verdadera Huelga General de todos los sectores, pero pretender convocarla tan pronto y pretendiendo que nunca se exceda dicho ámbito parcial, es algo que UNT no comparte. Si lo que pretenden es quemar las naves antes de llegar a la costa, con UNT, por modesta que sea nuestra organización sindical, que no cuenten.

3º Exigir al Gobierno que, ante el fracaso de su política económica y su total e irresponsable falta de previsión (a pesar de las numerosas advertencias a las que hizo caso omiso), presente inmediatamente su dimisión y que sean convocadas elecciones generales para rendir cuentas ante el electorado, de forma que el Gobierno que salga de las urnas tenga un mínimo respaldo para tomar las medidas necesarias en esta situación. El PP no va a suponer una solución real a nada (y así lo denuncia también UNT desde hoy mismo), ya que el problema es el propio Sistema y el PP forma parte de él, pero ello no obsta para denunciar lo inaceptable de que el señor Zapatero siga al frente del Gobierno.

Según se vayan sucediendo los acontecimientos, UNT mostrará su posición definitiva con respecto a las movilizaciones que convoquen los "sindicatos" del Sistema, si bien podemos adelantar que sólo las apoyaremos decididamente si se hacen con verdadera intención unitaria y con el propósito decidido de no ceder en las mismas hasta que haya una rectificación clara por parte del Gobierno. En caso de persistir en su "protesta a medio gas", UNT no apoyará dichas movilizaciones y se limitará a aconsejar a sus afiliados y simpatizantes que participen en ellas según su conciencia y con espíritu crítico, tanto para con el Gobierno como para con los propios convocantes.

Si lo que buscan CCOO y UGT es únicamente canalizar la indignación ciudadana tratando de minimizar el desgaste político del Gobierno, tal y como parece, entonces que no cuenten con nosotros. Pero si tienen una verdadera voluntad de lucha con el propósito claro de doblegar realmente al Gobierno en este tema, entonces sí nos tendrán a su lado.

2 comentarios:

Jose F dijo...

También resulta curioso que hayan llegado estas propuestas un poco después del 1 de Mayo. Claro, no iban a ponerlas a finales de Abril, para que se montara un pollo el 1 de mayo.

El 12 de Mayo sacan sus propuestas nefastas, y un poco después, hoy 18 de Mayo, untan a los sindicatos con sus 16 kilos.

Saben lo que hacen. Mejores que Sun Tzu haciendo estrategias.

ranasum dijo...

Yo haría una propuesta para un buen ahorro económico y que, además, supondría una independencia tecnológica: Que toda la administración (estatal, autonómica y local) utilizará software libre en vez del privativo, ello supondría miles de euros de ahorro anuales, que se desitnarían a otros conceptos y, al mismo tiempo, supondría una independencia en teconología yno depender de Microsoft.