miércoles, 19 de mayo de 2010

Entrevista al Presidente de UNT en "La Nación Digital" (pincha en el subtítulo para acceder)

Entrevista a Jorge Garrido, líder de Unión Nacional de Trabajadores.

miércoles 28 de abril de 2010

Ante todo, muchas gracias por dedicarnos su tiempo a concedernos esta entrevista:

La Nación Digital.- ¿En que año surge UNT y por que motivo?.

Jorge Garrido.- UNT surge a finales de 1977 y es legalizada en enero de 1978, si bien hunde sus raíces en la Central Obrera Nacional-Sindicalista (CONS) de 1934. UNT nace para ofrecer una alternativa sindical de carácter nacional, abierta a todos los trabajadores, pero claramente revolucionaria e inspirada en los principios del Nacionalsindicalismo.

LND.- ¿Desde cuando es usted su máximo dirigente?.

JG.- Fui elegido Presidente el 1 de mayo de 2008, relevando en el cargo a Rafael Muñiz, quien fundó y presidió UNT desde 1978. Nada menos que 30 años de lucha ininterrumpida la de Rafael, un ejemplo de sindicalista difícil de igualar, por lo que para mí el cargo supuso una mayor responsabilidad si cabe.

LND.- ¿Como se podria describir el crecimiento de UNT desde su puesta en marcha hasta los dias de hoy?

JG.- UNT ha pasado por diversas fases desde su fundación. Una hasta principios de los años 80, con su nacimiento, y con escaso éxito de crecimiento; una segunda de expansión entre 1980 y 1995, con cierta presencia en empresas y sectores de relevancia (Ericsson, administraciones de loterías, siderometalurgia, etc.), y luego una crisis enorme desde 1995 hasta 2008. Desde entonces UNT se ha ido recuperando poco a poco, se ha presentado con éxito electoral en algunas empresas y recibe una media de 15-20 afiliaciones mensuales en lo que es un lento pero continuo crecimiento que nos hace ver con mucho optimismo el futuro de nuestro Sindicato. Hemos reconstruido el servicio jurídico con una quincena de abogados, hacemos campañas, denuncias a la Inspección de Trabajo, etc. Actualmente estamos en una fase de expansión que en ocasiones incluso nos sobrepasa, dado que nuestros medios son limitados y las necesidades muchas.

LND.- ¿Cual se podría decir que ha sido el mayor logro de UNT hasta la fecha de hoy?.

JG.- Sin duda los mayores logros han sido la continua presencia de UNT en el Comité de Empresa de la multinacional Ericsson hasta 2004, y el haber sido hasta 2001 el sindicato mayoritario en el sector de las administraciones de loterías, sector donde UNT negoció y firmó en solitario todos los Convenios a nivel nacional hasta el año 2001. En ese año el número de afiliados a UNT en las administraciones de loterías era de más de 500… Luego la patronal negoció una forma ilegal de desplazarnos por parte de UGT y CCOO que, aunque ganada en los tribunales por UNT, finalmente supuso nuestro desplazamiento.

LND.- ¿Que objetivos a medio/largo plazo tiene la UNT?

JG.- Primeramente irnos consolidando como alternativa sindical y aumentar nuestra aún escasa representatividad en las empresas. No basta sólo con estar ahí para asesorar a los trabajadores, sino que la presencia del Sindicato debe basarse en su fuerza real y su capacidad de presión y de movilización. Estamos avanzando mucho en ese terreno, pero sin duda aún estamos lejos de alanzar a fuerza mínima necesaria para ser influyentes a nivel nacional. Queremos ser la alternativa sindical de todos los trabajadores, una opción verdaderamente sindicalista que termine por imponerse a los falsos “sindicatos” del Sistema, UGT y CCOO principalmente.

Después ya podremos aspirar a metas más altas, como la de ser el motor del cambio de sistema económico que España necesita. Pero hasta llegar a ese punto nos queda mucho camino.

LND.- ¿Que política sigue UNT respecto a la inmigración?. ¿Piensa que la presencia de extranjeros en nuestro mercado laboral perjudica al trabajador español?.

JG.- El problema sindical que genera la inmigración es el del abuso que los capitalistas y los empresarios sin escrúpulos ejercen sobre ellos, pretendiendo con ello abaratar costes y rebajar las condiciones laborales generales. El trabajador español se ve perjudicado por esa práctica, pero el culpable no es el trabajador inmigrante, sino el explotador que se aprovecha de su situación de necesidad. En UNT tenemos muy claro que el problema no es el inmigrante, sino el explotador, y por eso huimos del mensaje fácil, demagógico y falso de que el inmigrante es el problema. Para nosotros las personas son siempre lo primero, sea cual sea su origen, y por ello mientras se respeten la normas básicas de convivencia y de nuestra cultura, no diferenciamos en nuestra labor sindical entre extranjeros y españoles.

UNT defiende a todos los trabajadores por el mero hecho de serlo, y es que hay un principio económico que quienes practican la demagogia con el asunto de la inmigración ignoran siempre: el que trabaja genera más riqueza con su trabajo de la que se lleva en concepto de salario. Otro principio básico en economía es que la población genera sus necesidades y el trabajo necesario para cubrirlas, pues lo mismo que nacemos con una boca para comer, nacemos con dos manos para trabajar. Y eso es así siempre, por lo que un trabajador nunca roba nada a nadie.

Defendemos la idea de que no permitir la explotación laboral del inmigrante beneficia a todos: al inmigrante en primer lugar, y a los demás trabajadores en general, ya que así no se rebajan las condiciones laborales y deja de aplicarse el criterio de que “tengo a otro que trabaja por menos”.

Como dato os daré el de que en UNT alrededor del 5% de los afiliados son inmigrantes.

LND.- ¿Cuales son los mayores fallos del sistema capitalista y cuales serían sus medidas para solucionarlos?.

JG.- El principal fallo del sistema capitalista es que su modelo de crecimiento es de tipo exponencial, y eso es insostenible a largo plazo (no sólo por motivos ecológicos). Y eso en lo que se refiere al modelo de producción, porque si analizamos el modelo financiero de que se sirve, es aún peor. No hay una correspondencia real entre la producción de bienes y servicios y el montante monetario que debiera reflejarlos (el PIB), y ese desfase aumenta exponencialmente de generación en generación.

La solución pasa por olvidarse de la idea de crecimiento ilimitado, cambiar el modelo productivo, equiparar economía financiera a economía real, eliminar el sistema monetario basado en el interés del dinero y del capital, volver al patrón trabajo como fuente de valor, hacer del capital un instrumento y no un propietario, estructurar sindicalmente la economía y las empresas, nacionalizar la banca y los seguros, y, en definitiva, hacer que la economía esté para servir al Hombre en sus necesidades, y que no sea el Hombre el que esté al servicio de la economía. Eso sólo puede hacerse con un modelo económico de tipo nacionalsindicalista, y eso es exactamente lo que defiende y propone UNT.

LND.- ¿Como es la representación actual de UNT en el sector laboral español?.

JG.- La representación de UNT en los Comités de Empresa es aún escasa en comparación con los grandes “sindicatos” del Sistema, y no pasa de unas cuantas empresas, si bien el Sindicato se hace presente por medio de sus afiliados y Secciones Sindicales en un número cada vez más importante, tanto del sector empresarial como de las Administraciones Públicas. De todas formas UNT tiene aún mucho que avanzar en lo que a representatividad electoral se refiere.

LND.- ¿Que lee respondería a aquellas personas que piensan que el ser trabajador español obliga a apoyar a partidos como PSOE e IU y a sus sindicatos UGT y CCOO?. ¿Que diferencia principal podemos encontrar entre su sindicato y otros como CCOO, UGT, CNT...?.

JG.- Es tradicional pensar que un trabajador debe apoyar opciones de trabajadores, y eso para luego pasar a identificar éstas con las opciones de izquierdas. Siempre se ha dicho, no sin cierta razón, que “no hay nada más tonto que un obrero de derechas”. Algo en parte cierto, pero incompleto, porque sí hay algo más tonto que eso, que es un español de izquierdas… Nosotros, como nacionalsindicalistas, recogemos las dos ansias legítimas que tiene que tener cualquier trabajador español: la Justicia Social y el patriotismo.

Respecto a nuestras diferencias con otros sindicatos, tenemos que separar a los que forman parte del Sistema (CCOO y UGT principalmente) de quienes se oponen a él, aunque sea desde posiciones ideológicas distintas. Estamos abiertamente en contra de los primeros, ya que los consideramos el primer obstáculo real para que los trabajadores alcancen la Justicia Social. Obviamente hay ocasiones en que tenemos que ir con ellos en reivindicaciones concretas (por ejemplo, si en una empresa se presenta un ERE y todos acordamos oponernos a él), pero es sólo en cuestiones circunstanciales.

Respecto a la anarcosindicalista CNT, consideraciones ideológicas al margen, no nos gusta su forma de actuar contra el Sistema y desde fuera del Sistema. Su actuación al final es una forma de automarginarse que no va a ningún sitio. Nuestra línea de actuación práctica, también consideraciones ideológicas al margen, se identifica más con la de la anarcosindicalista-posibilista CGT: ir contra el Sistema pero desde dentro del propio Sistema y ofreciendo alternativas realistas. Ello tiene sus inconvenientes y supone exponerse al peligro de dejarse llevar por el mismo Sistema al que se combate, pero entendemos que esa es la mejor vía de actuación.

LND.- Respecto a estos sindicatos, ¿que le parece su actuación en estos tiempos dificiles donde los trabajadores sufren lo indecible mientras ellos miran para otro lado?.

JG.- Los pseudosindicatos del Sistema actúan como esquiroles, son la coartada “sindical” con la que se golpea una y otra vez a los trabajadores en sus derechos laborales, son la otra cara del capitalismo que sirve para mantener controlados a los trabajadores. Su actitud es realmente repugnante.

LND.- ¿Que proporciona al ciudadanos de a pié estar afiliado a UNT?.

JG.- Lo primero, una garantía de honestidad y de defensa de sus derechos no vendida al Sistema. No ofrecemos tantos servicios lúdicos como otros sindicatos, pero a cambio somos libres y no tenemos ningún pesebre que mantener. Damos cobertura legal, denunciamos las injusticias, ofrecemos alternativas, no caemos en la demagogia de otros. Es curioso, pero desde que presido el Sindicato sólo un afiliado se ha dado de baja por no estar de acuerdo con nuestra línea de trabajo, y al poco tiempo se lo pensó mejor y se volvió a dar de alta… El nivel general de satisfacción de los afiliados con UNT es bastante alto.

LND.- ¿Que puntos les une y separa a su vez del TNS?.

JG.- No conocemos mucho de las actividades del TNS actual, pero en cualquier caso observo una línea aparentemente distinta de la nuestra en su forma de trabajar. A nosotros nos parece mejor la nuestra y nos da buenos resultados, y supongo que a ellos les pasará lo mismo con la suya. Lo cierto es que poco más puedo decir sobre este tema.

LND.- ¿Tienen pensada alguna movilización general para los meses venideros contra la actual situación nacional?.

JG.- A lo largo del último año hemos organizado algunas movilizaciones propias y hemos participado en otras ajenas en las que puntualmente estábamos de acuerdo con los convocantes (autónomos, impagados de la construcción, agricultores y ganaderos, taxistas, etc.). Hemos apoyado también movilizaciones en empresas concretas, pero hay varios problemas que impide a un sindicato pequeño como UNT hacer grandes movilizaciones. La primera es obvia: nuestros medios son limitados y no llegamos a todos los sitios que nos gustaría. Pero luego hay otros dos que son difíciles de combatir. Me refiero al papel de los grandes pseudosindicatos (CCOO y UGT), que actúan como barrera de contención de los trabajadores al servicio del Sistema, que les tiene bien cogidos con el “pesebre” de las subvenciones de las que viven.

Pero el problema más grave, en mi opinión, es el de los propios trabajadores: su desánimo, su falta de ganas de lucha, su dejadez, su resignación…

Pues bien, contra esos problemas lucha UNT a diario, porque UNT no se vende y no se resigna. Seguiremos movilizándonos según nuestras posibilidades y seguiremos insistiendo en hacer movilizaciones más amplias, más generales y más ambiciosas.

LND.- Para terminar, una valoración personal: ¿como ve usted la situación de España en los meses/años venideros hasta 2012?

JG.- Hasta 2012 realmente mal. El problema estructural del paro seguirá en niveles altísimos y difíciles de soportar; es probable que se repitan los ataques especulativos que ha padecido el Euro y en particular Grecia, pero ahora con las miras puestas en Portugal y España, lo que puede ser desastroso; la economía productiva seguirá en la senda negativa actual y sólo se buscarán soluciones aparentes que no resolverán ninguno de los problemas de fondo. Lo más probable es que se nos exija a los trabajadores nuevamente duros sacrificios sin otra compensación que la de evitar un desastre mayor, y al final el retroceso en materia de derechos laborales será aún mayor. Espero que ese pueda ser el momento en que el pueblo español reaccione, pero que lo haga de verdad y no buscando la falsa salida del PP.

Es posible que haya datos aparentemente buenos en lo que a la macroeconomía se refiere, pero a lo trabajadores nos espera un largo camino de penalidades.

Realmente a corto plazo no soy nada optimista. Sólo el Nacionalsindicalismo puede ofrecer una alternativa real al verdadero problema: el Sistema capitalista.

LND.- Muchas gracias, señor Garrido por estas palabras, sepa que tiene las puertas de La Nación Digital abiertas para lo que quiera.

JG.- Gracias a ustedes por su interés.