viernes, 1 de mayo de 2009

Acto del 1º de mayo en Madrid


Unión Nacional de Trabajadores (UNT) ha conmemorado este año el 1º de mayo con un acto público en la Plaza de España de Madrid, acto que, como es habitual en la UNT, ha tenido bastante más de denuncia que de celebración, y con más razón en estos días de crisis y de tantas incompetencias políticas y sindicales a la hora de afrontarla con una mínima solvencia.

Ya desde un rato antes de comenzar el acto los asistentes se fueron concentrando en el lugar previsto y que la Delegación del Gobierno en Madrid no confirmó finalmente hasta el mediodía de la víspera, 30 de abril, después de haber obligado a UNT a cambiar de ubicación hasta en tres ocasiones los días previos.

Comenzó el acto con la intervención de uno de nuestros Delegados sindicales y miembro de la Junta Nacional de UNT, Juan Carlos Delgado, quien leyó el “Manifiesto del 1º de mayo” de UNT. En él se denuncia la progresiva regresión en materia de derechos laborales y sociales (salarios, jornadas, temporalidad, etc.) y se hace un llamamiento para evitar que el capitalismo nos devuelva a la condición de proletarios del siglo XIX.

Posteriormente tomó la palabra el Vicepresidente de UNT, Javier Sanz, quien en una intervención muy aplaudida incidió especialmente en los principales problemas de los trabajadores: el paro que ya supera la cifra de 4 millones de desempleados, el nuevo Pacto de Toledo que preparan PSOE y PP para extender a 25 ó 30 años el período de referencia para las bases de cotización de las pensiones, la nueva propuesta empresarial de reducir a 20 días por norma general la indemnización por despido, etcétera. Finalmente, tras criticar la actitud claudicante de los principales sindicatos, invitó a todos los trabajadores a sumarse al verdadero sindicalismo que defiende y practica UNT.

Para finalizar el acto intervino el Presidente de UNT, Jorge Garrido, quien acusó de la crisis al sistema económico capitalista junto a las políticas perniciosas de los gobiernos nacionales del PP y del PSOE, ambas igualmente nefastas y que sólo han servido para agudizar la crisis económica en España. Además de sus críticas al PSOE (derroche, imprevisión, mala gestión, etc.), resaltó la culpa del PP a la hora de fomentar un modelo económico más ilusorio que verdaderamente exitoso, basado en la producción a base de mano de obra intensiva y no cualificada, sin generar valor añadido, con un incremento espectacular de la especulación, con la venta a precio de saldo de las empresas públicas para aparentar sanear la economía sin hacerlo realmente, generando una bolsa enorme de inmigración ilegal que tirara a la baja de salarios y condiciones laborales, etc. Finalmente, tras hacer una dura crítica a los principales sindicatos –que apoyan claramente al actual Gobierno y al propio Sistema a pesar de todo– y tras esbozar las principales propuestas económicas y sindicales de Unión Nacional de Trabajadores, hizo un llamamiento a todos para recuperar la ilusión y luchar por el verdadero sindicalismo que representa UNT, la única esperanza que les queda a los trabajadores españoles.