miércoles, 1 de octubre de 2008

Sobre los "sindicalistos" que vendieron a los trabajadores de Delphi

Hace escasamente 2 meses, repasábamos la situación de los trabajadores de Delphi un año después. Vimos como se invertían 120,5 millones de euros en medidas para “favorecer el empleo de los trabajadores desempleados”, mientras que los trabajadores de Delphi recibían escasamente 400 €, por asistir a unos cursos de formación y “reciclaje”.

Pues bien, ya tenemos noticias de los representantes sindicales de CC.OO y UGT en el Comité de Empresa de Delphi, que negoció la “salida pacífica” de Delphi, es decir, el despido masivo de cerca de 2.000 trabajadores. Tenemos el conocimiento de que ambos representantes de los trabajadores (sic), ya tienen su puesto de trabajo asegurado. El ugetista Juan Toledo actúa como asesor en la Delegación de Recursos Humanos, Seguridad y Circulación, en el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera, gobernado por la socialista, Pilar Sánchez. Mientras su compañero de Comisiones Obreras, Antonio Pina, está trabajando para la Junta de Andalucía.

Ambos fueron contratados “casualmente” casi al mismo tiempo, aproximadamente hace 2 meses atrás, sin pasar oposición o prueba alguna.

Desde el sindicato UNT, queremos dar la enhorabuena a estos dos “sindicalistos”, por saber perfectamente cuáles son sus preferencias a la hora de elegir. Lo curioso es que en los últimos años, los sindicatos mayoritarios tienen muy claras cuáles son sus preferencias. A todos ellos se les olvidan que los sindicalistas están pensados para luchar contra el capitalismo y no para estar al lado de él, porque al fin y al cabo, los perjudicados siempre somos los mismos: los trabajadores.