domingo, 18 de mayo de 2008

Frente a ETA, una política nacional

Como no podía ser de otra manera, Unión Nacional de Trabajadores (UNT) condena enérgicamente el asesinato por parte de la organización terrorista ETA del Guardia Civil Juan Manuel Piñuel Villalón en el atentado contra la Casa Cuartel de Legutiano (Villareal de Álava), al tiempo que extiende su pésame a toda su familia y a todos los miembros de la Guardia Civil.
No obstante, UNT quiere recordar que en la revitalización de ETA tiene una tremenda responsabilidad el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero, que cuando le interesó aflojó la presión policial y política (caso de ANV, por ejemplo) para facilitar sus negociaciones con los terroristas. Los únicos responsables penales del asesinato son los asesinos, por supuesto, pero UNT no puede dejar de denunciar esa otra responsabilidad política y moral del actual Gobierno.
Por otra parte, UNT quiere manifestar que frente a ETA sólo hay dos actitudes complementarias posibles: presión activa (policial, social y política sobre ese siniestro mundo terrorista) y una política verdaderamente nacional. El enemigo no es sólamente el terrorismo, sino el separatismo en general, que es el caldo de cultivo donde el terrorismo nace y se desarrolla. Ello supone la necesidad de afrontar una profunda reforma del sistema educativo para evitar su manipulación separatista y la realización práctica de una política nacional.
Para esta tarea la experiencia ha demostrado que están inhabilitados los políticos del PSOE y del PP, políticos carentes de un sentido nacional y de Estado, preocupados únicamente por sus bajezas partidistas, y principales culpables de la situación decadente de la España del siglo XXI.
Hoy más que nunca resulta necesario recuperar el proyecto histórico nacional de España.