martes, 23 de febrero de 2010

UNT seguirá apoyando a los trabajadores de JIGAR, S.A. hasta que les paguen


Todos hemos sabido, principalmente por los medios de comunicación, que el compañero David Cediel, se bajó de la grúa el pasado miércoles 17 de febrero, casi por imperativo legal familiar, ya que su mujer, el pasado sábado, dio a luz a su hijo Diego.

En las horas anteriores y posteriores de la bajada de la grúa de David, hubo un gran revuelo mediático, (por la gran cantidad de televisiones y radio congregadas) y un gran revuelo popular (ya que hubo gran cantidad de pozueleros que se concentraron de forma espontánea y casi llamados por la asistencia de los medios de comunicación).

Después de los flashes, las entrevistas, las cámaras de televisión y todo ese circo mediático, volvemos a la fría realidad (y nunca mejor dicho por lo de fría).

Nos encontramos con que Sandy se encuentra en lo alto de la grúa, la situación para los trabajadores de Jigar, S.A. no se arregla y los políticos de turno (PP y PSOE), echándose la culpa unos a otros, cuando ambos gestionaron mal desde el principio la ejecución de las obras de Padre Vallet. Mientras las concentraciones vecinales de todos los días se van viendo mermadas.

La bajada de David de la grúa, es la segunda parte de este partido y UNT estará ahí hasta la prórroga y los penaltis si hace falta.

Por ello, queremos transmitir nuestro compromiso con el pueblo de Pozuelo y con los trabajadores de Jigar, S.A. Esto no ha hecho más que comenzar…

En Pozuelo de Alarcón (Madrid), a 19 de febrero de 2009.