martes, 8 de abril de 2008

UNT con los trabajadores de la EMT de Valencia y Madrid


UNT quiere mostrar públicamente su apoyo a los trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes de la ciudad de Valencia, trabajadores que llevan muchas semanas de movilizaciones y huelgas para defender unas condiciones salariales dignas en las que se garantice su poder adquisitivo, se reduzca el elevado número de horas extraordinarias que realizan, se contrate nuevo personal para garantizar el servicio adecuadamente, se instalen servicios en los finales de línea para dejar de tener que realizar sus necesidades fisiológicas en cualquier sitio y hacerlo con cierta dignidad (¡es increíble tener que pedir algo tan elemental en pleno siglo XXI!), se garantice su seguridad instalando mamparas, se deje de externalizar servicios recurriendo a contratas y subcontratas...

En fin, algo muy habitual en otras EMT de muchas ciudades, aunque en el caso de Valencia es de destacar la cerrazón de la Alcaldesa del PP, Doña Rita Barberá, a la que trabajadores y usuarios parecen importarle bastante poco.

Se impusieron unos abusivos servicios mínimos del 66%, y ahora entre 700 y 800 trabajadores serán expedientados por no cumplirlos, cuando la realidad es que no se alcanzó ningún acuerdo y en otras EMT similares (Madrid o Barcelona) los servicios mínimos se establecen siempre entre el 40% y el 50%.

Y encima la empresa municipal se niega a aceptar las mejoras en líneas y en la prestación de los servicios, por lo que no son sólo los trabajadores, sino también los usuarios los perjudicados con esta prepotencia municipal.
Sencillamente vergonzoso.

Y en Madrid la misma prepotencia del mismo PP (en otras ciudades la prepotencia es del PSOE, que no se engañe nadie) hace que el conflicto laboral en la EMT madrileña no se cierre tampoco, con el consiguiente perjuicio para trabajadores y usuarios. Los paros siguen y seguirán, y ello mientras el señor Alcalde prosigue con su viaje a Pekín, esa maravillosa ciudad, ejemplo donde los haya y de la que, por lo que se ve, tanto tiene que aprender Madrid en lo que a diálogo, democracia, ecología y derechos laborales se refiere...
Suponemos que el señor Alcalde tomará buena nota y con ello los madrileños, especialmente los trabajadores municipales en general y de la EMT en particular, tendrán que echarse a temblar.

UNT seguirá apoyando, como hasta ahora, esas justas reivindicaciones y todos los paros y huelgas convocados.